Dignidad de la persona humana, base de la Gobernabilidad

Versión de la entrevista al Secretario de Gobernación,
Carlos María Abascal Carranza, antes de reunirse con integrantes de la
Alianza Mundial de la Juventud en el World Trade Center.
Octubre 29, 2005

En el contexto del país, ha sido tema controversial la toma de los fundamentos que guían a la política mexicana y todo lo que conlleva, como las regulaciones, las acciones e iniciativas, además de las perspectivas e ideas de los funcionarios que atienden a la gobernabilidad de México.

Sobre esta premisa, el Lic. Carlos Abascal reflexionó ante los medios de comunicación acerca de lo importante que resulta hacer gobernabilidad teniendo como pilar la dignidad de la persona humana; este último concepto tomado pues de la idea central que guía a la Alianza Mundial de la Juventud, cuyos integrantes hablarían posteriormente con el Secretario Abascal.

“Es un grupo de jóvenes que tienen como argumento central de su reflexión el tema de la dignidad de la persona humana y me parece interesante venir a platicar con ellos porque, como ustedes me han escuchado decir, en el fondo de la gobernabilidad está la persona humana, justamente”.

Para el desarrollo de la gobernabilidad es necesario que cada persona esté consciente de su dignidad como tal, es decir, que su percepción de sí mismo adquiera el sentido de aquellas capacidades, cualidades y facultades (de las que se deriva el conocimiento) que lo definen “persona humana”, como la inteligencia, de la que proceden las ideas, el juicio y el raciocinio; la apetición, que se denota como la tendencia de satisfacer necesidades específicas, y del aspecto sustancial, que se acerca al talante del núcleo humano o el espíritu.

“El Estado se debe a la persona humana, el Estado es gobernable en la medida en la que la persona humana es más consciente de su dignidad y, por lo tanto, asume las consecuencias de esa dignidad y se esmera en cumplir con los deberes propios de su dignidad como son la justicia, la veracidad, la honradez, la solidaridad y todos estos valores que le dan sentido y orden a la convivencia humana. Entonces, me parece que es un motivo de reflexión interesante con un núcleo de jóvenes que a su vez serán difusores de esta concepción de la persona y por lo tanto contribuirán a mejorar la gobernabilidad siempre”.

Dentro del marco de la entrevista al Lic. Abascal, con inclinaciones a los temas que apañaban la seguridad colectiva , recordó:

“…todos debiéramos ser bien conscientes de que este país es lo nuestro, es lo de nuestros hijos, es lo que tenemos, es nuestra responsabilidad compartida. Entonces, la manera como este país se desenvuelva no depende sólo ni principalmente a veces de las propias autoridades que, por supuesto, asumimos nuestra responsabilidad plena. Esta es la gobernabilidad, y el desempeño y el desarrollo de este país depende de la contribución de todos, de absolutamente todos los ciudadanos, entonces pues es bueno que todo mundo pensemos en qué país queremos para nuestros hijos”.

Estas son reflexiones que nos incumben como ciudadanos, pues son un legado para el mejoramiento del sistema de gobernabilidad conjuntamente a la construcción de la política humanista.

En Fundación Carlos Abascal nos preocupamos por la metamorfosis de México sobre la vía de la verdadera democracia, por y para las personas.

¡Comparte tus reflexiones sobre este tema en nuestras redes sociales!

Lee la entrevista completa aquí.

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116