Participación Ciudadana en la Era Digital

Actualmente, es muy difícil no saber lo que sucede en el país gracias a la existencia de las redes sociales. Hoy, las barreras en cuanto a la facilidad de obtener información y compartirla son casi inexistentes.

La inmediatez con la que podemos mantenernos actualizados nos da herramientas para actuar de forma conjunta si hay algo en lo que no estamos de acuerdo.

Convocatorias a marchas, llamados a unidad nacional, denuncias y demás acciones de la ciudadanía han sido en parte posibles por la sencillez que ofrecen redes como Facebook y Twitter para organizar diversas formas de expresión social.

Sin embargo, muchas de las acciones generadas en la comodidad de las redes no llegan a trascender. Se quedan como tendencias temporales que son superadas por otras u olvidadas.

Participación Ciudadana

Para saber si en México los movimientos surgidos en redes sociales en verdad tienen un impacto en nuestros gobernantes, primero debemos dirigirnos a la definición de participación ciudadana:

Se considera así cuando algún sector de la sociedad realiza acciones públicas dirigidas al Estado para influir en éste y así establecer propuestas, planes, programas y demás actividades que sirvan para supervisar y evaluar las acciones de los servidores públicos, así como obtener rendición de cuentas de su parte.

Si bien la campaña #AdiosStarbucks, que incita a favorecer lo hecho en México ante los productos cuyo origen es Estados Unidos, ha generado poco impacto en la ciudadanía, por con siguiente, no incita al gobierno a generar propuestas a gran escala que favorezcan los bienes nacionales.

Otro factor que impide la trascendencia de nuestras acciones es la afluencia de información falsa o encaminada a distraer. Esto genera confusión sobre la verdadera naturaleza de los hechos.

Sucede que mientras un grupo de personas actúa con base en lo que vio en “X” página, otras más se basan en lo que vieron en “Y” página. Es necesario saber identificar la información confiable de la que no lo es.

Si todos logramos hacer esa discriminación respecto a lo que vemos en las redes sociales, entonces seremos capaces de centrar nuestros esfuerzos hacia una sola meta y lograr que el Estado responda a las demandas de la gente.

Es hora de verdaderas acciones

Como ya lo establecimos anteriormente, la verdadera participación ciudadana va más allá de publicar cosas que critiquen a los servidores públicos y de ir a marchas. Las redes sociales deben ser un complemento a las acciones que llevemos a cabo en la vida real.

Algunas acciones que nos ayudarán a propiciar la participación ciudadana auténtica son:

  • Apoyar a candidatos independientes.
  • Generar propuestas en conjunto.
  • Participar en encuestas ciudadanas.
  • Denunciar y evitar actos de corrupción.
  • Expresar nuestro descontento sin perjudicar a terceros.

Es momento de convertirnos en agentes de cambio social. Nuestras expresiones en el mundo digital deben ser sólo el inicio de la transición al México que todos anhelamos.

 

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116