Las cualidades de un Líder

Versión del discurso del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, durante el acto inaugural de los eventos conmemorativos del
XXV Aniversario de la Universidad Anáhuac México Sur.
México D.F., 05 de octubre de 2005

Ante la conmoción causada por el resultado de las pasadas elecciones en Estados Unidos, es importante recordar las palabras del Lic. Carlos Abascal en el marco del aniversario de la Universidad Anáhuac México Sur, donde rescata las cualidades de un verdadero líder.

En principio, el hacer cotidiano de un líder se rige por su amor a la justicia y el compromiso con el bien social. De ahí la necesidad de congruencia entre sus palabras y acciones, las cuales deben procurar una visión democrática y humana que priorice la dignidad de las personas.

“Esta condición de persona es la que le da sentido a la creación entera, porque cada persona vale más que todo el universo creado, esta persona así concebida es, pues, el eje de nuestra preocupación política, social, económica y cultural”.

Una visión humanitaria de la política nos da esperanza, nos permite creer que el cambio es posible si todos trabajamos en equipo. Un verdadero líder privilegia estas cualidades, sabe escuchar consejos y es humilde ante las equivocaciones.

Un líder comprende que “la convivencia armónica se construye cuando todos entendemos que los derechos de los demás son mis obligaciones, y mis derechos son las obligaciones de los demás, porque sólo la solidaridad, así entendida, hace de la comunidad humana una auténtica común unión que nos hace girar alrededor del objetivo central de la existencia temporal, que es la plena realización del ser humano, la felicidad alcanzable en el devenir histórico, temporal de la persona humana”.

Pero, para consolidar la convivencia armónica que tanto buscamos como sociedad, se debe tener prudencia y templanza en nuestras decisiones, ya que de ellas depende el presente y futuro de muchas personas.

“Liderazgos hay muchos, Hitler fue un líder, Hitler fue seguido, Hitler fue un destructivo arquitecto de la sociedad; pero no estamos hablando de liderazgos cualesquiera, estamos hablando de liderazgos que sepan construir esta sociedad a la medida del hombre, esta sociedad a la medida de la persona humana”.

Por último, un líder debe ser perseverante y tener la fortaleza necesaria para afrontar los retos que implican estar al mando de una causa. El éxito se construye de fracasos, lo importante es no desistir ante los obstáculos que se presentan y no perder la vocación de servicio.

“No todos vamos a ser Presidente de la República, no todos vamos a ser maestros, no todos vamos a ser jefes de empresa. Todos tenemos una visión personal que cumplir. Si todos hacemos nuestra parte y sumamos nuestras partes, México, sin duda, vencerá esos rezagos históricos que hoy todavía nos reclaman a nuestra conciencia”.

Quizá muchos consideren que el Presidente electo de los Estados Unidos no refleja estas cualidades. No obstante, hay que pensar en la forma de hacer frente a esta situación buscando soluciones y, sobre todo, oportunidades.

Lee el discurso completo aquí.

 

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116