Economía Digital en México: escalón hacia la igualdad

Cada día, el avance e incursión de las nuevas tecnologías dentro de la vida de las personas, modifica las dinámicas de interacción a mayor y menor escala.
Sin lugar a dudas, la economía mundial ha encontrado en el progreso de las redes un valioso aliado para fortalecer el proceso de compra-venta y la irrupción en nuevos mercados alrededor del globo.
Al fenómeno de integración y aprovechamiento de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en los procesos económicos, se le conoce como Económica Digital y permea en cada uno de los procesos del mercado:

  • Producción
  • Distribución
  • Compra-venta

Economía Digital en México

Aunque nuestro país es considerado como una nación en vías de desarrollo, la Economía Digital es una realidad que poco a poco va tomando mayor fuerza en distintos y nuevos mercados aún por explotar.

Apenas en 2013, el comercio electrónico aportó 121 mil millones de pesos anuales (0.75% del PIB). Con estas proyecciones, la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) pronostica que el crecimiento que la Economía Digital podría darle al PIB, alcanzaría un 4% en los próximos años.

Dos retos a enfrentar

La Economía Digital en nuestro país enfrenta dos grandes retos por enfrentar, si se piensa como fenómeno para el progreso e igualdad entre las personas.

1. Acceso

Si la intención de la Economía Digital es llegar a un mayor número de sectores y mercados, primero debe atender el desafió del acceso a las TIC en nuestro país.

En 2016, sólo 63% de la población mayor a 6 años contaba con acceso a Internet, dejando entre ver la brecha de acceso que tienen gran parte de los habitantes. Esto derivado de factores como la pobreza, marginación y falta de condiciones de desarrollo y educación en muchas zonas de México.

2. Difusión e Información

Aunque la presencia de la Economía Digital en nuestro país es una realidad, los dividendos que ésta representa aún son un pequeño porcentaje dentro del PIB.
En China, el 95% de sus habitantes aprovechan al máximo el mercado de pagos digitales, siendo uno de los países mejor preparados para la era de la economía en la red.

México además de enfrentar la brecha digital, también tiene el desafío ante la falta de conocimiento respecto a los beneficios que se pueden obtener de la compra-venta en Internet.

Los usuarios aún mantienen sus reservas en cuanto a adquirir y/o pagar algo a través de la red, ya que la información que circula en cuanto a los servicios de pago en la web es muy limitada.

¿Por qué insistir en el impulso y fomento de una cultura hacia una Economía Digital? Si bien no debería ser la prioridad de las políticas de nuestros gobernantes, es un peldaño fundamental en la búsqueda de construir un país más equitativo.

Acercarse más a la igualdad en cuanto al acceso a las TIC, condiciones de desarrollo en el mercado digital y a quienes desean ofrecer sus servicios a través de Internet, establecería las bases para que todos tengan las mismas condiciones de compra y venta.

Crear la infraestructura necesaria, junto a campañas de difusión sobre los servicios que puede ofrecer la Economía Digital y las precauciones que se deben tomar antes de realizar una compra por Internet, podrían funcionar como primeros pasos para que el crecimiento económico del país sea mucho mejor.

Gobierno, instituciones y la ciudadanía en general, tienen en sus manos el futuro de los mecanismos para hacer crecer la Economía Digital, que usada adecuadamente derivaría en beneficios para todos los mexicanos y mejores condiciones para el país.

 

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116