El problema migratorio: un reto a enfrentar

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, en el arranque del Operativo de los Observadores ‘Paisano’ de fin de año, realizado en el hotel Casa Grande de Atlacomulco.

Atlacomulco, Edo. Mex., 2 de noviembre de 2006

Para muchas personas, el 9 de noviembre del 2016 no significó mucho, pero en la vida política de los Estados Unidos de América marcaba la victoria del candidato republicano Donald Trump, como cuadragésimo quinto presidente de este país.

A más de un año de gobierno, el mandato del presidente Trump se ha visto inmerso en diversas polémicas, ya que su postura frente a temas coyunturales ha sido controversial, uno de ellos es el problema migratorio.

Con la cancelación del programa DACA, el 5 de septiembre, miles de jóvenes (hijos de padres indocumentados) fueron puestos en situación de riesgo y con una alta probabilidad de ser deportados.

En México, el tema no es actual, sino que de tiempo atrás el problema migratorio ha figurado en la agenda política.

Recordamos el discurso del entonces Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, en el arranque del Operativo de los Observadores ‘Paisano’ de fin de año, realizado en el hotel Casa Grande de Atlacomulco:

La migración es una de las realidades más constantes en los últimos años, y va a ser una de las realidades más intensas en el siglo XXI”. Ahora vemos que no se equivocaba al asegurar que el problema migratorio en México se mantendría vigente aún en nuestros tiempos.

Lamentablemente, los fenómenos de esta índole se han visto desde una perspectiva invasora, generando así políticas proteccionistas extremas, como la construcción de los muros fronterizos.

Y es que el problema migratorio va más allá de una simple invasión de territorios, sino más bien, como el mismo Lic. Abascal lo refería:

Esla búsqueda de nuevas alternativas, de nuevos espacios, de expansión del espíritu humano en la búsqueda del conocimiento del mundo, de la expansión, del desarrollo personal, de las oportunidades para la familia”.

Porque, así como los migrantes salen de México en busca de un futuro más prometedor, miles de personas esperan encontrar en nuestro país las oportunidades que en sus naciones no tienen.

Durante su discurso, Abascal reconocería que nuestro país necesita trabajar en el problema migratorio, nunca, criminalizando a los migrantes; nunca, construyendo muros para impedir el tránsito de personas; y, siempre, procurando ganar”.

En ocasiones perdemos el panorama y enfocamos nuestra visión para ver lo que pasa con los migrantes fuera del país, pero pocas veces volteamos a mirar lo que hacemos para con quienes llegan a nuestra nación.

¿Cómo exigir un trato digno a nuestros paisanos en Estados Unidos, cuando no ofrecemos aquello que pedimos?

Don Carlos Abascal tenía firme esta idea cuando afirmaba que México necesitaba crecer en autoridad moral, “tratando a los migrantes centro y sudamericanos como personas, (para que) podamos exigir con mayor autoridad hacia Norteamérica un trato cada vez más digno hacia nuestros connacionales”.

Las políticas para controlar el problema migratorio nunca deben violentar la integridad física o moral de las personas, criminalizar la migración o proponer medidas radicales, como podría ser la construcción del muro que no es solución y que empaña una relación constructiva en materia de migración”, afirmaba Abascal durante su ponencia.

En México se ha trabajado por mejorar las condiciones de los migrantes, programas como ‘Paisano’ y ‘Diputada, Diputado Amigo’ involucran la participación de ciudadanía y gobierno en favor de aquellos que, por alguna u otra razón, se han visto forzados a dejar su nación.

… aun así, tenemos mucho más por hacer, porque lo importante no es sólo llegar a un alto estándar de atención a las personas desde el gobierno, en este caso de este programa, sino sostenerse”.

Si bien el problema migratorio en México ha sido ampliamente discutido y los esfuerzos por atenderle, bastos, es necesario que la atención no se focalice en nuestros paisanos que radican en la unión americana, sino también en aquellas personas que llegan a nuestro país en busca de una vida mejor.

Para leer el discurso completo, da clic aquí.

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116