El papel de la familia en la política

México se encuentra a mitad de un proceso electoral, y distintos candidatos han optado por involucrar a sus seres queridos en las campañas. Pero, ¿cuál es el verdadero papel de la familia en la política?

Para responder esta pregunta recordamos la filosofía de don Carlos Abascal, ex Secretario de Gobernación, en torno al importante rol que tiene la familia en el ámbito político.

Roles de la familia en la política

 

1. NÚCLEO DE FORMACIÓN

Ryszard Kapuscinski decía que “para ser un buen periodista, hay que ser buena persona”, lo mismo sucede con los políticos. Un servidor público debe tener una formación fincada en valores y la búsqueda del bien común.

Esa educación inicia desde el hogar, con la familia. Don Carlos Abascal mencionó en más de una ocasión lo importante que fue para él la enseñanza y el ejemplo de sus padres, los cuales retomó para dirigir con rectitud su vida como funcionario público.

“La familia es la primera escuela de virtudes, de hábitos buenos: la justicia, la solidaridad, la fortaleza, la prudencia, la templanza, el uso responsable de la naturaleza, el compromiso del cumplimiento de la ley, se enseñan y se modelan en la familia, que es ante todo escuela de amor”.

 

2. MOTOR DE CAMBIO

Otro aspecto que destacaba don Carlos Abascal era la familia en la política como fuente de inspiración y compromiso, es decir, todo servidor público debe buscar el bien de los mexicanos tanto como el bien de las personas a las que ama.

Todos nos esforzamos día a día para brindar una mejor calidad de vida a nuestros seres queridos, y ese debe ser uno de los ejes principales de todo gobierno: el bienestar de la sociedad.

“El punto de partida de todo el quehacer de la gobernación es la familia (...) El Estado debe crear las condiciones adecuadas, las políticas públicas para que la familia florezca, para que ella sea la cuna de una patria grande, justa y generosa”.

 

3. FIEL COMPAÑÍA

Por último, el ex Secretario de Gobernación siempre afirmó que en su paso por la política fue fundamental el apoyo de su familia y, particularmente, su esposa, a quien reconoce su ardua labor a la par que él se extendía atendiendo las problemáticas del Estado.

Para don Carlos, su unión con Rosa Martha Olascoaga fue uno de los principales motivos para dar lo mejor de sí en cada ámbito de su vida, pues como él afirmaba:

“El matrimonio va mucho más allá de la sola procreación, de la unión conyugal, es fruto de la racionalidad y de la libertad de una mujer y un hombre que asumen el compromiso de amarse, de ayudarse y de apoyarse como uno solo en el camino de la vida”.

 

La participación de la familia en la política va más allá del sólo acompañar a un servidor público en sus eventos, también implica apoyar en la creación de nuevas propuestas e iniciativas para ampliar las oportunidades de desarrollo para los mexicanos.

Un político que muestra su familia a los demás es porque está orgulloso de ella, porque el trabajo que existe no es sólo de quien detenta el cargo público, sino de las personas que lo impulsan a ser mejor desde el hogar.

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116