70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”
-Artículo 1- Declaración Universal de los Derechos Humanos

El 10 de diciembre se conmemoraron 70 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento que respalda la dignidad de todas las personas a través de prerrogativas indispensables para el desarrollo integral de las mismas.

A través de un esfuerzo realizado por diferentes países pertenecientes a la Organización de las Naciones Unidas, hoy día, este documento ampara a miles de personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

Sin embargo, cabe destacar que todos tenemos la obligación de preservar el respeto dentro del contexto donde nos desarrollamos, la familia, los amigos, el trabajo y todos los círculos sociales a los que pertenecemos, buscando con ello un bien común general que pueda impulsar al país a generar grandes cambios.

Los 70 años de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos son un motivo para recordar que todos los días debemos respetar a nuestros semejantes sin importar su nacionalidad, raza o condición socioeconómica.

El seguir fomentando los valores como como la paz, la justicia y el amor a cada persona es un deber que todos los mexicanos tenemos la obligación de cumplir, pues sólo por el camino del humanismo podremos sacar adelante a nuestra nación.

Actualmente, la situación social del país es algo que le preocupa a la mayoría de los ciudadanos mexicanos, pues la falta de oportunidades económicas, culturales, educativas y sociales influyen en nuestro comportamiento como nación, sin embargo, existen políticas públicas y programas de desarrollo social que benefician a los sectores más vulnerables.

De esta manera, documentos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos aseguran la libertad, la educación y las condiciones integras de cada mexicano, con la finalidad de que este se desenvuelva en un contexto seguro y estable.

Sin embargo, cada ciudadano de nuestro país también tiene que formar parte de la búsqueda de la libertad y mejores condiciones sociales, no sólo para sí mismos, también para sus semejantes.

La búsqueda del bien común

Dentro de la búsqueda del bien común a través de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cabe destacar que estos son aplicables a cualquier persona sin discriminación alguna de manera socioeconómica, civil, política y cultural.

Pues todos poseemos el derecho de ser tratados con dignidad, sin importar el color de nuestra piel, el lugar al que pertenecemos, nuestra posición económica o costumbres.

Así que además de promover los derechos humanos, los valores como el respeto, la paz, el amor y la justicia, también es necesario hacerlos valer con el objetivo de mejorar nuestra calidad de vida y al mismo tiempo buscar el bien común.

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116