La importante labor de la Fuerza Aérea Mexicana

Una de las dos fuerzas armadas que integran la Secretaría de la Defensa Nacional es la Fuerza Aérea Mexicana, su objetivo es defender la integridad, la soberanía y la independencia de nuestro país, auxiliar a los ciudadanos, realizar acciones cívicas y obras sociales, así como garantizar la seguridad interior.

Cada año el 10 de febrero se conmemora el Día de la Fuerza Aérea Mexicana, celebrando con ello su historia y homenajeando las labores cívicas que realizan para el país.

En 1910, llega al país la compañía de aviación de Nueva York dirigida por Alfredo Moissant para hacer una demostración de vuelos que sirve como inspiración para crear un programa de base militar. Pero es hasta 1915 que el presidente Venustiano Carranza crea por decreto constitucional la Aviación Militar.

Sin embargo, el género femenino no había tenido participación dentro de la Secretaría de la Defensa Nacional, sino hasta el 2007 que ingresó la Primera Generación de Mujeres a los diferentes planteles militares de la Comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana, preparándolas profesionalmente como piloto aviador, controladoras de vuelo y aerologístas.

Y a pesar de que México es una nación que no tiene enemigos y que se mantiene en paz ante las diferencias internacionales, la Fuerza Aérea Mexicana fue creada con el objetivo de protegerlo y trabajar para su bienestar.

Una Fuerza Aérea Mexicana y humanista…

Una de las principales labores que tiene la FAM es trabajar en la construcción de un mejor país, al servicio de cada mexicano, con sentido humanista y responsabilidad social, velando por el bienestar de la nación.

Pues el compromiso que tienen con México es grande y debe ser llevado a cabo con valores como respeto, humildad, justicia y humanismo, a través de cada una de sus estrategias, políticas y acciones.

La Fuerza Aérea Mexicana debe promover el ejemplo, distinguirse como una institución libre de corrupción y dispuesta a combatir el crimen organizado, auxiliando a los ciudadanos y protegiéndolos de los peligros, ya sea de manera natural o provocada por el hombre.

Pues durante años han estado al servicio del Gobierno Federal, prestando sus servicios en favor de la ciudadanía, cuando han llegado a ocurrir eventos naturales como inundaciones, terremotos, tsunamis o devastaciones en regiones de difícil acceso, preservando la vida y el bienestar común.

Así mismo, han trabajado en poner el orden interno del país, luchando contra la corrupción, los crimines organizados y el narcotráfico, arriesgando su integridad por preservar el bien común, esforzándose cada día por combatir los males que han permeado en la tranquilidad del país.

Sin embargo, recordemos que el trabajo de la Fuerza Aérea Mexicana es un esfuerzo en conjunto de todos los ciudadanos, pues cada uno de nosotros debemos ser responsables y honorables.

Trabajemos desde nuestra trinchera por la construcción del bien común, no seamos parte de actos corruptos y tengamos mayor participación en las decisiones nacionales, así como en los actos cívicos y actividades sociales.

Si bien, el ejercito y la Fuerza Aérea Mexicana son un ejemplo a seguir en la búsqueda de una nación plena, responsable y justa, también es nuestro deber seguir sus pasos y trabajar en nuestro contexto social.

Porque un país no se construye solo, necesitamos la participación de todos los mexicanos.

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116