Transparencia y rendición de cuentas: ¿derecho u obligación?

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, durante la presentación de la obra editorial: “Acervo Jurídico de la Rendición de Cuentas y fiscalización superior de México”, por parte de la Auditoría Superior de la Federación.
16 de noviembre de 2005

Las instituciones públicas han sido protagonistas de muchas controversias a lo largo de nuestra historia. No siempre ha existido la transparencia ni la rendición de cuentas; por ello, el esfuerzo por lograr honestidad y apertura en su función ha sido una preocupación constante para la ciudadanía.

En el marco de la presentación de la obra “Acervo Jurídico de la Rendición de Cuentas y fiscalización superior de México”, el licenciado Carlos Abascal recalcó la importancia de instituciones como la Auditoría Superior de la Federación como eterna vigilante del quehacer público.

Siempre se ha buscado justicia en el actuar de las instituciones gubernamentales. De ahí la importancia de que el gobierno se comprometa a la creación de organismos que no sólo respondan a las necesidades del país, sino que además lo hagan bajo la constante vigilancia de todos los ciudadanos; es decir, que hagan uso de la transparencia y la rendición de cuentas.

“Desde nuestro diseño constitucional original, los mexicanos nos dimos a la organización necesaria y adecuada en la que la democracia fuera un sistema jurídico y político; pero en el que poco a poco (la democracia) se fuera convirtiendo en una forma de vida para alcanzar el desarrollo y el bienestar social e individual, lo cual implica tener un gobierno que responda ante sus gobernados con instituciones sometidas a la vigilancia y soberanía de la sociedad, ejercida por medio de los órganos constitucionales facultados para ello”.

Si bien los ciudadanos tenemos la responsabilidad de vigilar el cumplimiento pleno de nuestras demandas democráticas, el compromiso también tiene que venir del otro lado ya que el gobierno, encabezado por el Ejecutivo Federal, debe crear los instrumentos necesarios para mantener instituciones seguras, confiables y honestas.

“El Ejecutivo Federal está comprometido con estos dos imperativos: la transparencia y la rendición de cuentas, que hoy son política y acción cotidiana de los gobernantes y, afortunadamente, hoy México cuenta ya con los instrumentos e instituciones perfeccionadas para mantener informada y vigilante a la sociedad desde que se generan los actos de gobierno, mediante la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, el Instituto Federal de Acceso a la Información y también mediante el ejercicio de la Contraloría Interna que realiza la Secretaría de la Función Pública”.

Este trabajo por hacer instituciones públicas fuertes y honestas cobra especial importancia cuando se involucran recursos del erario, es decir, nuestros impuestos.

“La rendición de cuentas tiene su complemento natural con la revisión y la fiscalización que, por mandato constitucional, realiza el Poder Legislativo para comprobar que el presupuesto autorizado se gastó e invirtió con sujeción a la norma, con eficacia y con honradez siempre desde la perspectiva de la técnica de la contabilidad pública”.

“Con esta complementariedad, con esta acción conjunta de poderes, ofrecemos a la sociedad información, pero, sobre todo, confianza y certidumbre en sus instituciones y honramos el espíritu del constituyente, de construir el país con libertad, justicia y democracia”.

Así pues, el correcto funcionamiento de nuestro sistema de gobierno, al igual que la implementación de los recursos públicos, depende del trabajo continuo de sociedad y gobierno: unos vigilan mientras que el otro debe proporcionar los instrumentos necesarios para generar confianza en la gente.

Como sociedad debemos comprender que la clase política no es un estrato privilegiado… Ellos son los servidores públicos, quienes nos asisten y, por lo tanto, nosotros quienes no sólo tenemos el derecho, sino la obligación, de exigirles transparencia y rendición de cuentas.

¡Involucrémonos más en el destino de nuestro país!

Lee la versión completa de las palabras de Carlos Abascal aquí.

 

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116