El presupuesto para campañas 2018

Durante este año, México vivirá un nuevo proceso electoral donde el próximo presidente de la nación y más de 3 mil 400 cargos públicos (locales y federales) serán votados.

Y aunque desde septiembre del 2017 comenzaron los trámites para aquellos que aspiraban a aparecer en la boleta electoral, fue apenas el 30 de marzo cuando por fin dieron inicio las campañas rumbo al 1° de julio.

Presupuesto para campañas

No es un secreto que en esta fase del proceso electoral los partidos políticos reciben una parte de los recursos públicos por parte del INE, con el fin de financiar sus actividades de campaña.

Lamentablemente, el tema del presupuesto para campañas políticas siempre ha sido motivo de suspicacias por parte de la ciudadanía, debido a que se han presentado casos donde se exhibe el uso indebido de estos recursos.

Para este 2018, México tendrá las elecciones más caras de su historia. El órgano regulador dará un total de 2 mil 148 millones de pesos a los 9 partidos que contenderán en la justa política.

Dicha cantidad representa un incremento del 27.8% con respecto al presupuesto para campañas del 2012, por lo que hay una responsabilidad mayor sobre el cómo y para qué se está usando parte de los recursos públicos.

Y es que, aunque es derecho de los partidos políticos recibir el financiamiento para sus actividades durante la contienda, también es su obligación rendir cuentas al pueblo mexicano del debido uso del dinero.

Por esa razón, recordamos las palabras del ex Secretario de Gobernación Carlos María Abascal Carranza, quien recalcaba la necesidad de que los recursos públicos estén sujetos cada vez más al escrutinio de los órganos constitucionales”, con el fin de que su uso sea transparente y legal.

Don Carlos Abascal sabía que el presupuesto para campañas electorales era un tópico que se tenía que cuidar y procurar, sobre todo porque la confianza en las instituciones y en el sistema político mexicano puede verse afectada.

El Lic. Abascal declaraba que una de las principales labores durante los periodos electorales era: “revisar el ejercicio de los recursos públicos que la ciudadanía le confía al gobierno para la construcción de la cosa pública, para el avance en la justicia social, para la edificación del bien común”.

Aunque muchas personas consideren que el presupuesto para campañas es un gasto que excede lo razonable, es importante recordar que este representa una inversión necesaria, porque mediante las elecciones la democracia de México se ve fortalecida.

Y esto sólo es posible mediante la participación de la ciudadanía informada al ejercer su voto, la vigilancia de las instituciones para que el proceso electoral se lleve a cabo bajo un orden legal y, finalmente, el correcto actuar de los partidos políticos, quienes deben centrar sus aspiraciones en la construcción de un mejor país.

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116