El papel de las redes sociales en las elecciones

De poco o nada sirve tener las mejores propuestas electorales o contar con los mejores perfiles de políticos, si los votantes no se enteran de ellos.
La decisión que cada ciudadano tomará en las urnas es de singular trascendencia, ya que es a través de este acto que elegirán a quienes van a dirigir el país desde la presidencia de la República, el Senado y la Cámara de Diputados, así como en las gubernaturas y alcaldías de varios estados.
Por esta razón, resulta fundamental que los votantes tengan la oportunidad de conocer a quienes buscan algún puesto de elección popular, así como la oferta que cada uno realiza, pues de esta manera podrán tomar una decisión responsable.


Medio, canal y mensaje


Como sabemos, el desarrollo tecnológico de los medios de comunicación permite que la información viaje con mayor velocidad, haciendo que esta se conozca de manera casi inmediata, llegue a una mayor audiencia e inclusive posibilite la retroalimentación entre el emisor y el receptor.
La aparición de Internet y las redes sociales ha facilitado que las personas se contacten desde cualquier parte del mundo en tiempo real, y tengan la posibilidad de acceder a información como nunca antes, situación que hoy también incluye a las campañas políticas.
El mundo digital ha creado un puente entre candidatos y electores, y será obligación de los últimos mantenerse bien informados para tomar decisiones acertadas en las urnas; sólo así viviremos un auténtico ejercicio democrático encaminado a la construcción del bien común.
Pero de todo el universo que nos ofrece el Internet, las redes sociales han destacado como un espacio que tanto contendientes como ciudadanía han ocupado para expresar sus ideas y fomentar distintas acciones en torno a los comicios del 1 de julio.
La pregunta es, ¿se están ocupando de manera adecuada las redes sociales en estas elecciones?


Fake news, el monstro de 7 cabezas


A pesar de que Facebook y Twitter establecieron términos y condiciones de uso, estos han resultado insuficientes para detectar e impedir la difusión de noticias falsas a través de ambas redes.
Los mensajes mal intencionados o con mentiras ocasionan graves daños en la sociedad, ya que estos pueden inducir a determinado tipo de conductas que favorezcan determinados intereses, lo cual no es ético, ni moral, no fomenta una participación sana y; por supuesto, evita el desarrollo de la democracia y el bien común.
Por la naturaleza de Facebook y Twitter, mucha de la información que ahí se difunde no suele investigarse a fondo, sino que muchos usuarios se conforman con leer las primeras líneas o ver un video que se saca fuera de contexto.
Por esa razón, es necesario que las personas tomen conciencia sobre la importancia de utilizar con responsabilidad las redes sociales en estas elecciones, y sean críticos ante la información que ahí se difunde.


La verdad nos hará libres


Durante el proceso electoral que vive el país, es fundamental que ciudadanos y políticos actúen con responsabilidad y honestidad, con verdad y la mira puesta en el bien de nuestra nación, exhortando a los ciudadanos a conocer a fondo las opciones que existen, así como hacer efectivo su derecho al voto.
Recientemente, Geysha González, directora asociada del Centro de Eurasia en el Consejo Atlántico, en una entrevista con Forbes aseguró que “la desinformación es un peligroso enemigo que puede determinar el rumbo de las elecciones más grandes en la historia de México”.


Combate a la desinformación

Conscientes de los riesgos que implica el mal uso de las redes sociales en las elecciones, el Instituto Nacional Electoral (INE) y representantes de redes sociales unieron esfuerzos para evitar la difusión de noticias falsas en el actual proceso electoral.
Mientras Twitter trabaja de la mano con los partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil para autentificar las cuentas de los candidatos a puestos de elección popular, también se analizan las cuentas abiertas para determinar si son ‘bots’ o se trata de personas reales.
Facebook trabaja en reducir el alcance de las noticias falsas hasta en un 80%, buscando impedir que las mismas puedan ser publicitadas o compartidas en esta red.
Pero no todo el esfuerzo debe ser de las autoridades, también es obligación de los usuarios evitar la generación y difusión de contenido que vaya en contra de un proceso democrático limpio.

El futuro de México está en las manos de sus ciudadanos y un voto bien informado es una gran responsabilidad ya que este definirá el rumbo del país.
Difundir noticias con un buen sustento servirá para que más personas conozcan sobre los candidatos y sus propuestas, pero divulgar información falsa y mal intencionada podría causar graves daños a esta y otras generaciones.

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116