Participación ciudadana: una promesa de cambio para el país

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, durante la sesión del Consejo de Protección Civil Estatal,
realizada en el Palacio de Gobierno de esta localidad.
Monterrey, N.L., a 29 de julio de 2005

La historia ha demostrado que la población mexicana es solidaria, que en momentos difíciles para sus compatriotas está dispuesta a brindar su apoyo. Así es como década tras década se han superado situaciones de crisis.

El Licenciado Carlos Abascal presenció de forma directa el paso del huracán “Emily”, durante su periodo como Secretario de Gobernación, lo que le permitió visualizar como pocas veces esta participación ciudadana, misma que destacó en la sesión del Consejo de Protección Civil Estatal, realizada el 29 de julio de 2005, en el Palacio de Gobierno de Monterrey, Nuevo León.

Tras hacer un recuento de lo ocurrido en esos momentos, una de sus conclusiones fue: “Sin la sociedad habría sido físicamente imposible reaccionar como se reaccionó”.

El acto solidario de muchos mexicanos permitió que se hiciera frente al desastre natural, evitando más daños de los ya causados. Esto sólo puede ser recompensado con reciprocidad, es decir, con actos iguales por parte del Estado. Como menciona el entonces Secretario, es importante asegurarse “de que funcionen las instituciones, de que cada quien está haciendo su parte, porque la sociedad lo merece”.

Pero el comentario del Lic. Abascal no sólo giró en torno a la capacidad de respuesta ante catástrofes de esta índole, sino que exhortó a los asistentes a visualizar dicha participación ciudadana en términos de vida cotidiana. La colaboración entre gobernantes y gobernados debe reflejarse en cada aspecto de nuestras vidas.

“El hecho es que tenemos que estar preparados. Entonces los invito, las invito, a trabajar en (…) esta conciencia ciudadana, en la coordinación entre los órdenes de gobierno, y en la coordinación entre sociedad y gobierno, para que de esta manera podamos enfrentar cualquier contingencia”.

Es fundamental tener la disposición de participar en conjunto, políticos y ciudadanos, pues sólo así se lograrán soluciones, acuerdos y avances. Debemos “prepararnos porque la vida ordinaria de la sociedad nos plantea muchísimas circunstancias”. Algunas tan adversas como un desastre natural. Y sólo el trabajo colaborativo permitirá que salgamos adelante.

La participación ciudadana nace de una conducta, un compromiso personal de la gente que comprende la importancia de hacer las cosas, organizarse y coadyuvar para construir un país mejor. México necesita desarrollar, fortalecer y mantener vivo ese sentido de responsabilidad y trabajo denodado que implica sostener una nación.

Traslademos ese ímpetu de participación ciudadana al terreno de la política y enfoquémonos en resolver nuestros problemas sociales. Generemos, en conjunto, las leyes necesarias para transformar a nuestra sociedad y mejorar el entorno en el que vivimos. No nos limitemos a apoyar cuando ya no queda otra opción.

“Aquí hay un ejemplo clarísimo de que los mexicanos sí sabemos sumar, de que los mexicanos sí sabemos ponernos de acuerdo y que los mexicanos sí sabemos ocuparnos de los demás; y que, por lo tanto, sí estamos preparados sociológicamente, políticamente, para ser una gran nación”.

¡Lee el discurso completo y reflexiona con nosotros!

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116