Importancia de ejercer la Tolerancia en México

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza,
en la Ceremonia del Día Internacional para la Tolerancia,
efectuada en el Salón Revolución de esta Secretaría.

17 de noviembre de 2005

“El fundamento último de la tolerancia es el hecho de que todas las personas estamos revestidas de idéntica dignidad y dotadas de libertad”.

En el marco del Día Internacional para la Tolerancia, el Lic. Carlos Abascal habló de la importancia de comprender el significado de este valor, así como su práctica por parte de los distintos actores de la sociedad, y en ámbitos diversos.

“Ser tolerante en democracia, significa mostrar respeto y consideración hacia las opiniones, la manera de ser de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias, siempre que no constituyan un delito o falta penada por la ley. Esta tolerancia debe enmarcarse, en el caso de México así lo consideramos, en la Constitución y en sus leyes reglamentarias.”

Dicho comentario es una pauta para reflexionar sobre los acontecimientos ocurridos en torno al conflicto magisterial de la CNTE. Este choque de pensamiento entre el gobierno capitalino y los docentes ha propiciado enfrentamientos que concluyen con la detención de líderes sindicales, cientos de heridos e incluso la pérdida de vidas.

Ante tales actos, cabe rescatar las palabras del Lic. Abascal cuando afirma que es inadmisible decirse tolerante ante conductas ilegales que violenten el Estado de Derecho, la convivencia humana y la paz social.

No se puede tolerar cualquier atentado contra la Dignidad de la Persona. No obstante, las últimas consecuencias de este problema no son el único problema, su origen también supone uno debido a que no se ejerció un diálogo adecuado, y sin éste es prácticamente imposible conocer el pensamiento, las creencias, las convicciones del otro.

“La tolerancia se basa en el estudio y en el diálogo como búsqueda permanente de la verdad. Es un valor de ida y vuelta. Te doy mi respeto mediante mi tolerancia y tú me das tu respeto mediante tu tolerancia. Cuántas veces, quienes exigen tolerancia, se niegan a dispensarla en nombre de la tolerancia”.

Los actos de intolerancia aunados a un sentimiento de impotencia generan los conflictos ya mencionados, y el atropello a los Derechos Humanos se vuelve constante; por ello es importante recordar que la Ley Civil debe asegurar a todos los miembros de la sociedad el respeto de sus derechos fundamentales

“No puede ser objeto de tolerancia el que la vida u otros bienes fundamentales de una persona, queden enteramente en manos y al arbitrio de otra u otras personas; de lo contrario y esto, al menos, debería estar claro para todos, se violenta el principio básico de la igualdad de todos frente a la ley.”

Los hechos ocurridos demuestran que la tolerancia rectamente aplicada es necesaria para el bien común. No basta con intentar arreglar el desperfecto y castigar a los culpables, es necesario retroceder un poco más, detectar y sobre todo entender el origen de los problemas, que en muchas ocasiones es, precisamente, la intolerancia ante la opinión de la otra persona.

“Nosotros deberíamos defender antes que nada, la libertad ajena, para poder después defender la propia. Aceptémonos los unos a los otros como somos cada uno, sin excepción, con nuestras ideas, creencias y puntos de vista propios. Así haremos una sociedad rica por su pluralidad”.

Si seguimos el consejo del Lic. Carlos Abascal y procuramos ejercer todo lo que implica la tolerancia, trazaremos un rumbo mejor para nuestro país.

Hoy, México necesita la vivencia de la tolerancia política.

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116