Pilares de la Participación Ciudadana en México

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, durante la firma del convenio “Compromiso con la Sociedad Democrática, llamado de las Organizaciones de la Sociedad Civil a las Fuerzas Políticas”.
México, D.F., 13 de diciembre de 2005

En las últimas semanas, los ciudadanos estadounidenses han sido protagonistas de diversos actos en los que los buscan expresar su descontento con las acciones del gobierno en turno.

Este contexto es una buena oportunidad para reflexionar acerca de las palabras que el Lic. Carlos Abascal pronunció hace algunos años, donde habla acerca de la participación ciudadana en México, el correcto actuar de la sociedad y la verdadera gobernabilidad, la cual define como:

“Esa condición mediante la cual el país es capaz de seguir adelante en el cumplimiento de un proyecto de gobierno, porque hay un clima de paz y de estabilidad que lo favorece y, también, el compromiso del ejercicio de la política como ciencia, arte y virtud que propicie la conciliación de intereses diversos y con frecuencia encontrados para darles un cauce institucional”.

Tanto gobernantes como sociedad tienen la responsabilidad de mantener un clima de gobernabilidad en todo el país. Ni la imposición de leyes a costa de la opinión de los ciudadanos, ni las manifestaciones cuyo principal protagonista es la violencia tienen cabida en una nación democrática.

Si bien es importante que el proceso de participación ciudadana en México y cualquier otro país no se restrinja a la jornada electoral, es fundamental comprender que ser promotores de la democracia va más allá de manifestaciones que implican violentar los Derechos Humanos.

La participación ciudadana en México debe ser sinónimo de responsabilidad y fomento a una cultura de respaldo y respeto a las autoridades electorales, así como la aceptación incondicional de los resultados. Y a su vez, el gobierno en turno tiene la obligación de actuar conforme a la legalidad y legitimidad que exige cada país.

No hay que tener miedo de alzar la voz, pero siempre propiciando un ambiente de serenidad, reflexión, y reciprocidad que lleve a la solución de las discrepancias a través del diálogo. No olvidemos que una sociedad crece a partir de las diferencias, y no pese a ellas.

El punto está en que una sociedad que cree en sí misma, una sociedad que confía en su propia potencialidad para construir su futuro, no puede permitir que el miedo, el temor, el desaliento, paralice a los ciudadanos”.

Es indispensable pensar la participación ciudadana en México más allá de votar y marchar. Necesitamos una participación que englobe el trabajo de instituciones, organizaciones, colectivos y ciudadanía, con el fin de difundir conocimiento, expresar nuestra opinión y proponer soluciones.

“Para México no hay más futuro en materia democrática que, justamente, hacer que la política resplandezca como una ciencia, arte y virtud que pone el poder ciudadano conferido a los electos a través de las urnas al servicio de la propia comunidad”.

Descargar PDF Aquí

 

 

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116