La valiosa labor de Protección Civil

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, durante la Ceremonia Conmemorativa del Día Nacional De Protección Civil, realizada en el salón Tesorería de Palacio Nacional.

México, D.F., 19 de septiembre del 2006

El mes de septiembre fue un periodo difícil para la zona centro y sureste de México, ya que dos de los sismos más violentos de las últimas décadas dejaron graves daños en al menos 6 entidades federativas, incluida la capital del país.

Ante la magnitud del desastre, miles de personas salieron a las calles con el deseo de brindar la ayuda a aquellos que lo necesitaban. Ya sea en la remoción de escombros, o provisión de víveres, la sociedad se mostró solidaria con sus semejantes.

Se puede concluir que el esfuerzo de ciudadanía y autoridades ayudó a que cientos de vidas fueran salvadas, disminuyendo el impacto de la tragedia.

Y no sólo la reacción oportuna después de los sismos es de aplaudirse, sino también la capacidad de Protección Civil al momento de diseñar estrategias preventivas frente a desastres naturales.

Justo en este marco recordamos las palabras del ex Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, durante la Ceremonia Conmemorativa del Día Nacional De Protección Civil, realizada en el salón Tesorería de Palacio Nacional:

“Avanzamos en el diseño y puesta en marcha de una política decididamente preventiva de protección civil, mejorando sustancialmente las posibilidades de resistir de mejor forma los efectos adversos de las manifestaciones de la naturaleza o eventos desastrosos”.

Aunque sabemos que no es posible predecir los fenómenos naturales, la mejor forma de evitar tragedias a su paso es generar una verdadera cultura de prevención, en la que todo ciudadano sepa cómo actuar frente a los embates de la naturaleza.

A 32 años de la creación en México del Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC), este se ha fortalecido y progresado no sólo en la cantidad de voluntarios que se añaden al programa, sino también en campos como:

  • Investigación
  • Desarrollo tecnológico
  • Sistemas de pronóstico
  • Comunicación
  • Sistemas de alerta

 

La labor no ha sido fácil, ya que hacer frente a las catástrofes es una tarea titánica, pero lo que está en nuestras manos es:fortalecer nuestra cultura preventiva para salvar vidas humanas que están riesgo cada vez que se presenta una contingencia”, reconocía el Lic. Abascal Carranza.

Hoy día, además de generar programas de prevención, Protección Civil está capacitada para actuar inmediatamente después de cualquier siniestro, y es que la labor de sus integrantes no sólo se limita a prevenir, sino a auxiliar.

Después de que varios edificios cayeran en la Ciudad de México por causa del sismo de 7.1 grados en la escala de Richter, cientos de brigadistas comandados por personal capacitado de Protección Civil se encargaron de las tareas de rescate y remoción de escombros.

Y es que la labor de apoyo no es exclusiva de los miembros de Protección Civil, sino que ellos se encargan de adiestrar a la población para que también puedan ayudar.

Se trata de una forma de organización incluyente que reconoce que cada habitante del país, a partir de los ocho años de edad, puede contribuir a su propia protección y a la de sus comunidades sin distinción de condiciones físicas, sociales, económicas, religiosas, educativas o culturales”.

Los mexicanos tienen una excelente capacidad de responder ante las emergencias y un nivel de solidaridad más allá de lo imaginable, eso es de aplaudir.

La labor de una organización como la que realiza Protección Civil es una gran responsabilidad que no debe recaer en unos pocos. Don Carlos Abascal durante su discurso declaraba:

Los invito a asumir esta responsabilidad con todo el vigor, con toda la fuerza que requiere el compromiso de salvar vidas humanas, de prevenir para salvar vidas humanas”.

Para leer el discurso completo, da clic aquí.

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116