Consulta ciudadana NAIM: ¿Democracia en favor de pocos?

México ha estado inmerso en una gran polémica en los últimos días, la división de opiniones y posturas ha mantenido fraccionados a los mexicanos, pues la construcción de un nuevo aeropuerto se ha convertido en un tema relevante y la consulta ciudadana NAIM parece haber polarizado a la nación.

El presidente electo de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, prometió someter a consulta ciudadana las decisiones políticas del país, sin embargo, meses antes de la toma de protesta y el cambio de gobierno, decidió hacer uso de su poder.

Consulta ciudadana NAIM: democracia simulada

Hace unos días se lanzó una consulta ciudadana sobre la construcción del nuevo aeropuerto, razón que ha desatado la gran polémica que existe en el país.

En esta iniciativa impulsada por Andrés Manuel López Obrador sobre mantener el ejercicio democrático abierto a las necesidades del pueblo sólo tuvo la participación de un millón 69 mil 870 mexicanos, tan sólo una pequeña parte de la ciudadanía.

A pesar de que en la consulta ciudadana NAIM no se tomó en cuenta a un gran sector del país y que no apela a los principios democráticos que tiene nuestra nación, tenemos que recordar que la justicia, el bien común, la paz y el amor a nuestra patria tienen que sobresalir.

Este nuevo gobierno no puede establecerse bajo medidas arbitrarias para favorecer a un solo sector del país, tiene que ser tolerante ante las decisiones que mejor le convengan a la ciudadanía.

El mismo ex secretario de gobernación, Carlos María Abascal Carranza reconocería que:

“Ser tolerante en democracia, significa mostrar respeto y consideración hacia las opiniones, la manera de ser de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias, siempre que no constituyan un delito o falta penada por la ley. Esta tolerancia debe enmarcarse, en el caso de México así lo consideramos en la Constitución y en sus leyes arbitrarias”

Dentro de esa tolerancia resaltar no sólo los valores humanistas, también el respeto, a la opinión diferente, dejando de lado las diferentes posturas y luchando por un mismo objetivo, un país en crecimiento.

A pocos días de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador, tenemos que recordar que debemos permanecer unidos como país, perseguir un mismo objetivo: el bienestar de la nación.

La llegada de un nuevo gobierno no puede establecerse ante imposiciones o caprichos, tiene que buscar lo mejor para el desarrollo y el crecimiento de nuestra nación.

Nuestro próximo presidente tiene que ser un ejemplo para México y un gran representante de esta nación en el extranjero, sin embargo, todos tenemos la responsabilidad de poner de nuestra parte como ciudadanos.

México es un país democrático y como tal debe ejercer ese ejercicio en su máxima expresión, sin excluir a ningún sector económico o político, recuerda que la riqueza de nuestra nación es la construcción de cada uno de nosotros. 

El fin único

Recordemos que nuestro objetivo como mexicanos es procurar el bien común, fomentar los valores de respeto y democracia en su máxima expresión, así como ser congruentes en nuestros actos y pensamientos.

Entender que existen diferentes posturas y respetar la opinión de los demás, aunque no estemos de acuerdo nos ayudará a mantener el bien del país, en ese sentido entender lo que ha pasado con el NAIM podrá servirnos para comprender la coyuntura del país.

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116