Día de muertos: preservando el legado cultural de México

“El culto a la vida, si de verdad es profundo y total, es también culto a la muerte.

Ambas son inseparables. Una civilización que niega a la muerte acaba por negar a la vida”.

Octavio Paz, (1950).

 

México es reconocido en el mundo por ser un país rico en cultura, tradiciones, gastronomía y manifestaciones artísticas, como es el caso de una de las festividades más representativas, el Día de Muertos.

Nuestro territorio es de los más importantes líderes culturales de América, según la UNESCO, contamos con 20 sitios culturares y 2 espacios naturales declarados Patrimonio Mundial. Pero la riqueza de nuestra nación también radica en sus costumbres y tradiciones las cuales han sido merecedoras de reconocimiento a nivel mundial.

De hecho, el día de nuestros es considerado como una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad desde mayo 2001.

Cómo se celebra el Día de Muertos

El Día de Muertos tiene su origen en las creencias y costumbres prehispánicas, sin embargo, con la llegada de los españoles se incorporaron otros elementos europeos.

Parte de las celebraciones en este día, es ofrendar a nuestros muertos para preservar su recuerdo, es esta hay distintos elementos representativos de nuestra cultura que cada año son transmitidos a nuevas generaciones con el fin de propagar nuestras tradiciones como mexicanos.

Y aunque dentro de la ofrenda existen otros elementos agregados de distintas culturas, es ese sincretismo cultural el que nos hace un país tan diverso y tan rico, una nación se ha vuelto un referente a nivel mundial por su diversidad de personas, creencias e ideologías.

A pesar de que para muchas personas la diferencia implicaría una debilidad, es justo ahí donde radica el valor de nuestra nación: la capacidad para conciliar esos puntos y trabajar unidos con el único fin de consolidar un México más próspero para las nuevas generaciones.

Y es que esa meta se ha preservado a lo largo de años a través de las enseñanzas de las personas que un día estuvieron a nuestro lado y que recordamos en estas fechas porque además de las vivencias que tuvimos con ellas, es el legado de construir un país más sólido se volvió parte de nosotros.

Que el Día de Muertos nos sirva para recordar nuestra historia, que todas nuestras tradiciones mexicanas sean motivo de no olvidar el amor por la nación, sus personas, que, aunque diferentes, forman parte de un solo país y que desean lo mejor para él.

Recordemos a las personas que ya no están en cuerpo presente, pero que aún siguen dentro de nuestro pensamiento, que cada día sea una nueva oportunidad para honrar sus valores y enseñanzas y que ese ejemplo de vida siga siendo una guía para nosotros.

A pesar de los problemas que actualmente acontecen nuestro país y la incertidumbre del nuevo régimen político, mantengámonos firmes en nuestras creencias y valores.

Como mexicanos es un honor sentirnos orgullosos de nuestras raíces, preservando nuestro patrimonio cultural, nuestras tradiciones y la unión de nuestra familia. Y siempre honorar el legado que nuestra historia y nuestros predecesores nos han dejado para transmitirlo a las siguientes generaciones.

 

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116