Las instituciones del Estado: eslabones de la democracia.

Palabras del Secretario de Gobernación, Carlos María Abascal Carranza, durante la inauguración del edificio del Instituto Estatal Electoral del estado de Hidalgo.

México, D.F., 26 de enero del 2006

El proceso electoral y ejercicio del voto en nuestro país, representan las bases de la construcción de un Estado democrático y soberano, capaz de ejercer la participación ciudadana con el respaldo y fortaleza de las instituciones.

El pasado 4 de junio, se celebraron las elecciones en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz, para elegir gobernadores y diputados; y aunque los resultados generaron inconformidad en algunos partidos políticos, la voz de los ciudadanos fue escuchada una vez más.

Fue durante el marco de la inauguración del edificio del Instituto Estatal Electoral del Estado de Hidalgo, que el Lic. Carlos María Abascal se pronunció en favor del fortalecimiento de la democracia mexicana, motivada por las instituciones que garantizan su ejercicio.

Durante la ceremonia, Abascal expuso: “…la fortaleza de las instituciones es la expresión de la voluntad ciudadana en la que reside la soberanía que delega en quienes representan el poder para hacer representados”. Con esto, el Lic. Carlos destacó la labor por parte de las instituciones, cuyo mérito reside en trabajar día a día en favor de la democracia de nuestro país.

El ejercicio de la política en México se ha fortalecido gracias a la existencia de órganos como el Instituto Nacional Electoral, el Instituto Federal de Acceso a la Información y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, por mencionar algunos.

Si bien, ningún sistema está exento de errores y siempre es perfectible, la democracia en nuestro país se ha visto beneficiada a través de los esfuerzos de las instituciones que favorecen, promueven e incentivan a la ciudadanía a ejercer su derecho y capacidad de elegir a sus representantes.

Respecto a la inauguración del edificio, Abascal apuntó: “Representa también eficiencia no sólo en la obtención de los recursos para su construcción, sino eficiencia en la manera de organizarse para trabajar sirviendo a la ciudadanía en los importantísimos procesos electorales del estado. Significa también raíces, significa arraigar nuestras instituciones a la tierra de este estado, para que de esta manera estas instituciones permanezcan y se proyecten históricamente para la construcción de la justicia social y del bien común”.

Lejos de entender las nuevas sedes del Instituto Estatal Electoral únicamente como edificios o muros, el Lic. Carlos resaltó el significado de estas construcciones que se traducen como la expresión de la voluntad ciudadana en pos de un Estado más político, jurídico y democrático.

Además, durante su discurso Abascal comentó:Fortalecer la democracia significa comprender que la democracia es el instrumento para que todas y todos ejercemos con mayor amplitud nuestra libertad, de manera responsable, y también significa (…) que las personas podamos usar de nuestra libertad para tener acceso a las oportunidades de desarrollo, para elevar el nivel de vida de todas y de todos, particularmente de las y los que menos tienen”.

En la búsqueda de construir una democracia más firme y que los procesos electorales garanticen la voluntad de los votantes, Abascal resaltó 3 reglas de este “juego democrático” a seguir:

  • Legalidad
  • Respeto a los tribunales electorales
  • Aceptación incondicional de los resultados

“Con esta lógica, con esta visión clara del compromiso que tenemos todas y todos, con esta responsabilidad que cargamos cada una y cada uno de los ciudadanos de fortalecer nuestra democracia, porque el proceso electoral es de las y los ciudadanos”. Con estas palabras, el Lic. Carlos afirmó que la democracia no pertenece a los gobernantes, sino al pueblo que hace posible que esta funcione.

Aunque aún existen muchas irregularidades dentro de los procesos electorales que deben recibir atención y dar solución a la brevedad. La creación de instituciones que garanticen el ejercicio de la democracia, es un paso firme en la búsqueda de crear una política más sólida a futuro.

Para leer el discurso completo, da clic aquí.

 

Biografía Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza

Suscribirse

Contáctanos

Dirección
direccion@fundacioncarlosabascal.org
Teléfonos
80 00 3183 ext. 116